23 abril 2010

Calidad en 3 letras: TQM

¿Qué nos quiso decir William E. Deming cuando hacía referencia a estas 3 letras?

El concepto de Total Quality Management fue, básicamente, concebido por él y está referido a una estrategia de gestión orientada a crear conciencia de calidad en todos los procesos organizacionales. La base del TQM está en reducir los errores producidos durante el proceso de fabricación o de servicios, incrementar la satisfacción del cliente, agilizar la gestión de la cadena de suministro, la modernización de los equipos y asegurar que los trabajadores tengan el mayor nivel de formación.

Actualmente, se ha instalado en nuestra cultura, el concepto de calidad total. De esta forma muchas empresas han incorporado la Gestión de la Calidad Total (TQM) a su funcionamiento cotidiano. Incluso, en estos tiempos, está visto como un reto gerencial, el cual constituye un proceso de cambio planeado, que en un inicio es producto de una toma de conciencia y de una iniciativa gerencial, que con el tiempo involucra el compromiso de todos los miembros de la organización.

Los Componentes

TQM tiene cuatro componentes básicos:

1. Clientes en primer lugar. Un producto o servicio de calidad debe satisfacer las necesidades y expectativas del cliente. Si el cliente no está ubicado en primer lugar, entonces sus expectativas serán difíciles de satisfacer y, en consecuencia, la calidad no se logrará.

2. Mejora continua. La filosofía del Kaizen considera que no hay límites para la mejora continua. Esto significa que una organización bajo el concepto de TQM, continuará esforzándose para mejorar su producto o servicio y por aumentar los estándares de calidad.

3. Objetivo cero defectos. Los defectos son indeseables por 2 razones:
• Son caros porque disminuyen la confianza del cliente con el producto.
• Es más caro para corregir defectos que evitar que se produzcan.

4. Capacitación y desarrollo. Una organización tendrá que capacitar a sus empleados para asegurarse de que comprenden los principios de TQM. Ellos necesitan entender cómo es que deben alcanzar o mantener este concepto.

De esta forma, podemos entender al TQM como un nuevo modelo administrativo que se viene convirtiendo en una estrategia global que exige la cooperación de todas las funciones de una empresa.

Si bien es cierto que cada empresa, según su manejo, debe buscar el camino para practicar el concepto de TQM, existen 3 características que toda empresa debe tomar en cuenta:
  • Se centra en los clientes y la satisfacción de sus necesidades.
  • Trabaja en la mejora continua de los procesos para elevar la calidad de productos y servicios.
  • Necesita de la participación total del personal.

En conclusión, si una empresa entiende como desarrollar los conocimientos del Total Quality Management, entonces eso significa que están en el camino correcto hacia el éxito.

2 comentarios:

Frank dijo...

Excelente blog, excelente contenido, felicitaciones a LAQI por el trabajo!

Latin American Quality Institute dijo...

Gracias por su partipación. Pronto estaremos publicando más contenido.

Seguidores