14 enero 2011

Los 10 errores más cometidos por los emprendedores



Como todos sabemos, se le llama emprendedor a todo aquel que es capaz de identificar una oportunidad de negocios y que posee la destreza para organizar o conseguir los recursos para poner en práctica dicha oportunidad.

Si bien es cierto no hay una definición exacta para el término, generalmente se le asocia con características como flexibilidad, dinamismo, creatividad, orientación hacia el riesgo, entre otras; las cuales describen el perfil de estas personas.

Sin embargo, cuando una persona se aventura a iniciar un negocio, no existe un libro o manual con los pasos a seguir para el éxito, es por eso que se generan errores.


A continuación, mencionamos los diez errores más comunes que cometen los emprendedores al iniciar un negocio:

1. Emprender solo. Resulta muy complicado que un negocio funcione cuando hay sólo un involucrado. Generalmente, los que comenten este error evitan entrar con más gente ya que el precio de contratar personal puede consumir buena parte de los ingresos. Solución: Asegurarse de la existencia de un amplio margen en los precios que permita la inclusión de personal, ya que el cliente no tiene problema con la existencia de terceros, siempre y cuando puedan contactar con la cabeza del proyecto.

2. Pedir consejo a demasiadas personas. La opinión de gente con experiencia en la industria siempre es necesaria pero solicitar opinión de muchas personas normalmente retrasa la toma de decisiones al punto de no iniciar el proyecto. Solución: Conseguir una asesoría sólida a la que pueda consultar regularmente pero sin dejar de gestionar el negocio.

3. Dedicar demasiado tiempo al desarrollo de productos y no el suficiente a las ventas. No se puede formar una compañía importante sin un gran producto; sin embargo, emplear demasiado tiempo en el desarrollo del mismo puede generar pérdida de clientes. Solución: Forjar una organización de ventas más fuerte.

4. Dirigirse a un mercado muy pequeño. Capturar un nicho de mercado siempre resulta atractivo pero este mercado es muy pequeño, la compañía no alcanzará el éxito. Solución: Abarcar un segmento más grande del mercado con la finalidad de tener más participación del mismo.

5. Ingresar al mercado sin un socio distribuidor. Esto es muy simple: es más fácil penetrar en un mercado si ya existe una red de agentes, intermediarios, representantes de fábrica y otros vendedores listos y dispuestos a vender su producto en los canales de distribución existentes. Solución: Elaborar una lista de potenciales fuentes de referencia antes de abrir el negocio y preguntar si tienen la disposición para enviar clientes.

6. Pagar de más por clientes. Gastar mucho en publicidad atraerá un gran número de clientes, pero si no se logra la fidelidad de estos, entonces se perderá gran parte de la inversión. Solución: Realizar pruebas, medir y seguir probando. Cuando se conozca cómo lograr más ingresos por ventas que gastos por atraer clientes, entonces es el momento oportuno para lanzar una campaña de publicidad.

7. Disponer de poco capital. Alquilar el espacio, comprar equipos, llenar el inventario y captar clientes no es lo único que requiere de capital en una empresa, también están los salarios, los servicios públicos, seguros y otros gastos, por eso es necesario conseguir suficiente dinero para mantener el negocio hasta que los ingresos logren cubrir los gastos y generen suficiente flujo de caja positivo. Solución: Calcular los costos de la nueva empresa antes abrir, no después.

8. Recaudar demasiado capital. Puede sonar extraño pero este también es un problema ya que las empresas con demasiados fondos tienden a sobrevalorarse desperdiciando recursos valiosos, lo que las obliga a cerrar después de un tiempo por mal manejo. Solución: Así la cantidad inicial recaudada sea grande, hay que recordar que es importante guardar una parte para los tiempos difíciles.

9. No tener un plan de negocio. Una empresa nueva en el mercado necesita de un capital importante para su crecimiento y, por lo menos, un año para obtener ganancias, por lo que es imprescindible establecer un plan de cuánto tiempo y dinero será necesario para lograr los objetivos y metas trazadas. Solución: Examinar las medidas que harán funcionar el negocio y crear un modelo para recrear 3 años de ventas, ganancias y proyecciones de flujo de efectivo.

10. Pensar demasiado en el plan de negocio. Ningún extremo es bueno. Así como no es bueno ser muy impulsivo, tampoco se recomienda ser muy temerario. Existen algunos empresarios que no empiezan el negocio hasta no estar 100% seguros de que tendrán éxito. Solución: No existe un manual ni una fórmula que asegure el éxito del negocio, en algún momento es necesario hacerle caso a los instintos.


Mr. Quality:


“Es prácticamente imposible iniciar una empresa
sin cometer errores durante el camino,
por lo que sólo hay que tratar de no cometer
alguno del cual no sea posible recuperarse.”

No hay comentarios:

Seguidores