11 septiembre 2015

DERECHOS DE LOS TRABAJORES MIGRATORIOS Y DE SUS FAMILIARES: SITUACIÓN MIGRATORIA EN SIRIA

Ciudad de Panamá, 11 de setiembre del 2015 Millones de personas se han visto en la obligación de emigrar de su país en búsqueda de un refugio seguro en tierras extranjeras, como consecuencia de la guerra en Siria, conflicto que aún está en curso. Mientras que países vecinos han recibido a millones de estos inmigrantes, otros países deberían hacer más para poner en agenda y tomar acciones sobre lo que viene a ser uno de los desplazamientos masivos de personas más trágicos desde la Segunda Guerra Mundial.

El panorama se torna cada vez más alarmante: Para llegar al territorio Europeo en busca de una vida segura y decente, los inmigrantes sirios están siendo forzados a tomar medidas extremas, a tal punto de poner sus propias vidas y las de sus familias en riesgo. Frente a esta situación, el pasado 7 de setiembre del 2015, el Comité de las Naciones Unidas para la Protección de los Derechos de todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares se ha pronunciado deliberadamente, manifestando su preocupación sobre la situación de los inmigrantes sirios y lo inconcebible de la misma.

El Comité hizo un llamado a la comunidad internacional para tomar acciones inmediatas en respuesta a esta crisis humanitaria, a través de la protección de la vida y salud de estas personas. También hizo un llamado a los Estados para proporcionar canales migratorios más regulares, y discutir sobre las causas fundamentales de la migración irregular. Por último, el Comité insta a los Estados a reconocer las contribuciones económicas y sociales de los migrantes, a disipar los estereotipos y mitos, así como a combatir la xenofobia y el racismo en contra de este muy vulnerable grupo de seres humanos.


En LAQI, apoyamos las acciones que viene realizando el Comité de las Naciones Unidas sumándonos a esta acción, haciendo un llamado especial a nuestra Red de Empresarios en América Latina a no permitir que se sigan practicando este tipo de injusticias, abriendo fronteras que ofrezcan oportunidades de desarrollo, y la posibilidad de una mejor calidad de vida tanto para los inmigrantes sirios, como para todos los que lo necesiten.

Invitamos a nuestros amigos de LAQI a confraternizarse con nuestros hermanos de Siria, a levantar juntos la misma voz que reclama justicia para ésta y todas las sociedades del mundo. La opresión es inconcebible; la libertad de expresión y la calidad de vida son derechos fundamentales”, expresó el Dr. Daniel M. Da Costa, Fundador y CEO del Latin American Quality Institute. 

Los conductores de la pobreza, así como los conflictos que empujan a un grupo de personas (como el caso de los inmigrantes sirios), a tomar acciones extremas en busca de una mejor condición de vida, son problemas que van a persistir, si es que los Estados no toman medidas al respecto. La no-acción solo llevará a la pérdida de más vidas inocentes.

Fuente: United Nations Human Rights

No hay comentarios:

Seguidores