06 noviembre 2015

Día Internacional para la Prevención de la Explotación del Medio Ambiente en la Guerra y los Conflictos Armados

El día 6 de noviembre la Asamblea General de la ONU instauro este día, debido a la creciente destrucción que venían causando los conflictos armados en el medio ambiente, afectando el ecosistema y los recursos naturales incluso mucho después de haberse terminado, y que a menudo se extendían más allá de los límites de los territorios nacionales y de generaciones. La Asamblea recordó además la Declaración del Milenio de las Naciones unidas, en la que se había destacado la necesidad de proteger nuestro entorno común.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) pretende recordar con esta jornada la importante destrucción ecológica que causan las guerras: la contaminación del agua y de la tierra, el daño a los ecosistemas, etc. Según Nick Nutall, portavoz del PNUMA, las zonas que han sufrido una guerra deben preocuparse de la restauración del medio ambiente; de lo contrario, sus habitantes sufrirán las consecuencias durante años después del conflicto. “Para que no se recienta la salud de la población y podamos llevar a cabo un desarrollo sostenible, creemos que es importante insistir en la necesidad no sólo de hacer frente a las cuestiones humanitarias sino a las del medio ambiente a corto y largo plazo”, señaló Nutall.

Además, el PNUMA señala que en los últimos 60 años al menos el 40% de los conflictos internos han tenido alguna relación con la explotación de los recursos naturales, tanto por ser considerados de “mucho valor”, como  madera, diamantes, oro, minerales o petróleo, como por ser escasos, por ejemplo, la tierra fértil y el agua. Y es que cuando se trata de conflictos relativos a los recursos naturales se duplica el riesgo de recaer en ellos.


En LAQI recordamos este día por la importancia que tiene en garantizar la actuación del medio ambiente como parte de la prevención de conflictos, del mantenimiento de la paz y de las estrategias para consolidarla. Por eso invitamos a nuestra Red de Miembros a seguir preservando el medio ambiente y su ecosistema, evitando además la consecución de conflictos que atenten contra los recursos naturales.


Debemos reconocer que la paz duradera y el desarrollo sostenible después de los conflictos dependen de la protección ambiental y del cuidado de los recursos naturales, porque no puede haber paz duradera si estos recursos, que sostienen los medios de subsistencia y los ecosistemas, son destruidos o si su explotación ilegal financia o provoca conflictos”, sostuvo el Dr. Daniel Maximilian Da Costa, Presidente y Fundador de LAQI.

No hay comentarios:

Seguidores