13 junio 2016

Las 10 tendencias de negocios verdes y desarrollo sostenible del 2016 - Parte 2

6 - El almacenamiento y reciclaje de carbono

Entre los asuntos más importantes de los negocios verdes, está el almacenamiento de carbono. Basado en el análisis de la IPCC y a pesar de la COP21, con la actual tasa de carbono y su crecimiento continuo, será imposible que no exceda la meta de 1,5 grados de calentamiento. Esta barrera ya se ha alcanzado este año, impulsada por la corriente de El Niño. Por esta razón, los fabricantes están recurriendo a un mercado potencialmente enorme: el reciclaje de CO2.
Cada año se emiten 36 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera con un potencial económico enorme, proveniente de nuevas empresas innovadoras. Newlight Tecnologías, fundada en el año 2003, desarrolla un modelo de secuestro de carbono para transformar plástico. Solidia Technologies, por su parte, desarrolla cemento reforzado con una inyección de CO2. Por su parte, Novomer proporciona materiales de revestimientos a base de carbono reciclado. Como vemos, son muchas posibilidades para crear nuevas oportunidades económicas.
La cuestión es si la captura y almacenamiento de CO2 será técnicamente factible a gran escala, y especialmente si esto será suficiente para luchar contra el calentamiento global.

7 - Participación de los colaboradores en la RSE

La última tendencia para las empresas que invierten en el desarrollo sostenible es involucrar a sus empleados. Sabemos que hoy en día, los empleados se han involucrado en la RSE y el desarrollo sostenible de su negocio. Esto es la piedra angular de una estrategia de RSE realmente eficaz. Se están estableciendo más y más programas de formación, y la gestión sostenible comienza a emerger. A nivel mundial, los jóvenes cada vez son más conscientes del desarrollo sostenible y se sienten atraídos por las empresas que invierten en este fin. Involucrar a los empleados también ayuda a ser sostenible en áreas importantes, tales como la gestión del papel y energía en la empresa en términos tanto económicos como ambientales.

8 - Las microrredes y la revolución energética local

Las microrredes son los sistemas locales de energía que producen y entregan energía en un área geográfica específica, tal como un edificio, un barrio o pueblo. Las microrredes no están necesariamente integradas con los sistemas convencionales de energía. Esta es la gran tendencia energética emergente en las empresas, en particular en los países en desarrollo donde es una verdadera salida de la pobreza.
Existen 1437 proyectos de microrredes identificados en el mundo, lo que representa 13 gigavatios de capacidad de energía, $ 40 millones en 2020 o 7 veces más que en 2013. Este interés está ligado, en particular, al desarrollo de la capacidad de almacenamiento de las baterías y el desarrollo de más energía para el potencial local como la energía solar (el precio por vatio ha disminuido un 82% desde 2010) y la energía eólica (61% durante 6 años).

9 – La economía colaborativa en modo BtoB

Sabemos que la economía de colaboración fue un gran problema en la economía actual. Pero la colaboración no se detiene a los intercambios entre los consumidores. Las empresas también colaboran entre sí.
La economía colaborativa en modo BtoB crece y ayuda a conectar a las empresas mediante la creación de oportunidades para crear nuevas fuentes de ingresos. Para citar algunos ejemplos, tenemos: CargoMatic, que conecta a las empresas que deseen recibir paquetes de gran tamaño con las compañías de camiones de transporte o WeWork, que permite a las empresas alquilar / compartir recursos cuando no se utilizan en toda su capacidad.
En definitiva, la economía de colaboración entre empresas permite maximizar la utilidad y uso de infraestructura, equipamiento y espacios. Por lo tanto, no solo permite un ahorro significativo en términos financieros, sino también en términos energéticos y ambientales.

10 - La economía azul, la economía marítima

Por último, se espera que el negocio verde gire cada vez más hacia el mar. El océano es el 70% de la superficie terrestre, que absorbe casi el 30% de las emisiones de carbono en el planeta. Poco a poco, nos damos cuenta de que el océano tiene un papel particularmente decisivo en el cambio climático.

La economía azul es aquello que involucra los recursos del mar. Según WWF, si los océanos fueran un país, en la economía mundial tuviera un PIB de $ 2.500 millones por año (el PIB francés es equivalente hasta 2800 millones de dólares al año). La pesca, la energía en el mar, el transporte marítimo, el turismo, entre otras,  son actividades que dependen del gran elemento azul. Hoy en día, las empresas no solo están más preocupadas por el océano y tratan de minimizar los impactos de la pesca, el transporte, o la explotación de los recursos marinos, sino también tratan de encontrar nuevas oportunidades de negocio a través del mar.
Seguramente estas 10 tendencias darán forma a la economía sostenible del mañana. Queda por ver cómo las empresas la irán implementando. Ellos se convertirán en actores proactivos en la economía circular, la economía colaborativa y microrredes.
Se espera que el conocimiento general que está creciendo en este momento en torno a los conceptos de responsabilidad, sostenibilidad y durabilidad permita una transición hacia una economía menos destructiva

Frente a estas nuevas tendencias en el mundo corporativo, el Dr. Daniel Maximilian Da Costa, Fundador y CEO de LAQI, comentó: “El negocio responsable y comprometido con el medio ambiente es una tendencia por la que transitan las empresas en la actualidad. El aseguramiento de la sostenibilidad en el mercado, en un mundo donde la problemática del cambio climático es una prioridad, depende necesariamente de la incursión de las compañías en los negocios verdes. Es muy difícil mirar hacía un sector poco convencional y donde quizás, a primera vista, no se puede avizorar oportunidad de éxito, pero si la corriente en el entorno empuja hacia un nuevo panorama, pues las empresas deben tener la audacia de considerar una oportunidad de crecimiento en estos nuevos modelos de negocios sustentables”.


Fuente: e-rse.net

No hay comentarios:

Seguidores